SEMANA QUINTA TO MIÉRCOLES

Dios es un fantástico alfarero, modela la humanidad con sus propias manos, somos hechura suya. Primero nos soñó como el alfarero diseña primero en su mente la pieza, y después se puso “manos a la obra”. Y al diseñar tomó como modelo a su Hijo. Nos hizo de tal manera que pudiésemos encarnar al Verbo.  Pero además de su mente y sus manos interviene su aliento. Insufló al ser de barro, de carne, su aliento de vida. La Imagen y semejanza del relato de ayer hoy es más fuerte porque somos como Dios, espíritu. Para los cristianos el ser humano no es pura biología con un cerebro prodigioso. Somos un ser vivo dotado de naturaleza espiritual y por lo tanto trascendemos al resto de la creación. No hay comparación entre los primates más inteligentes y nosotros, no se trata sólo de nivel de inteligencia. ¿Somos conscientes de la dignidad tan sublime de los seres humanos? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.