SEMANA CUARTA TO MARTES

«Basta que tengas fe» La fe es esa confianza, esa seguridad que nos invade y brota no sabemos cómo. Es como un manantial que surge en medio de un desierto y no sabemos de dónde viene. Jairo estaba desesperado, su única esperanza era Jesús. Cuando ya estaban haciendo duelo, cuando la muerte le había robado lo más precioso de su vida, él seguí confiando. Esa confianza de Jairo trajo de nuevo a si hija a la vida. En la carrera de la fe tenemos delante a Jesús que inició la carrera de la fe y la completó con éxito. Él nos ayuda a sostener la confianza de llegar a la meta. Y con él ya nos esperan en la meta un multitud de testigos entre los que hoy destaca San Juan Bosco, el apóstol de los jóvenes que les decía “siempre alegres”. Feliz dái y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.