SEMANA TRIGÉSIMA TO JUEVES

Me viene muy bien esta mañana esta Palabra. M ayuda mucho saber con quien estoy luchando. A veces vamos dando tumbos en la vida y dando golpes en el aire porque no tenemos claro quién es nuestro enemigo. Yo tengo claro que sólo tengo un enemigo. Cuando en el Rosario rezamos María Madre de Gracia siempre digo: “líbranos de nuestro enemigo” y no me gusta enseñar a los niños al signarse “de nuestros enemigos líbranos Señor”. Mi enemigo es Satanás y le encanta que esté distraído con guerra inútiles, disfruta viendo como muchos cristianos niegan incluso su existencia o su acción. En otras ocasiones Jesús se quita de en medio con prudencia, hoy lo vemos en el momento de afrontar la batalla final. Somos sus soldados que nos revestimos con las armas de la fe para el combate espiritual. Vamos adelante¡¡ Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.