SEMANA DÉCIMO TERCERA TO JUEVES

Hoy leemos esta frase de Amós famosa, cuando dice que es un cultivador de higos. Siempre me ha llamado la atención que quería dejar claro que no se buscó esta misión de ser profeta y que él estaba muy contento con sus ovejas y sus higueras. Pero la Palabra de Dios le quema tanto que no se puede callar, no pueden cerrarle la boca. Igual le pasa a Jesús. Aunque sus palabras no sean comprendidas y hasta mal interpretadas no puede callar porque es la Palabra. No sé si has experimentado alguna vez esto de que la Palabra te queme y no puedas callarte. En vez de poseer tu la Palabra ella te posee a ti. Yo sí tengo esta experiencia a veces y aunque puede ser duro es precioso. Damos gracias por los profetas de hoy y pedimos que todo el pueblo de Dios sea profeta. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.