SEMANA QUINTA TO MIÉRCOLES

Siempre que leo este pasaje de la Reina de Saba me sorprendo. Una reina viaja desde el sur de Egipto hasta Jerusalén para conocer a un Rey que tiene fama de sabio y su corte de refinada. Y encima lo agasaja de regalos. Me sale pensar: ¿No estaría buscando algo la Reina? Nuestra mentalidad mercantilista nos impide comprender una actitud tan gratuita como esta. El orgullo, una de las actitudes que salen de dentro, nos impide reconocer lo bueno que hay en los demás y alegrarnos. Uno de los síntomas de un corazón limpio y libre es alegrarse de lo bueno que le sucede  a los demás, sin envidia. ¿Te alegras tu del bien de los demás? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.