SEMANA TRIGÉSIMO PRIMERA TO JUEVES

Hay una canción que se llama “la Novia del Cordero” que habla de cómo el amado se lanzó a salvar  a la amada que lo había abandonado. Y que el amado recibió la lanzada que iba dirigida a la amada. Jesús vino a buscar a la humanidad extraviada y arriesgó su vida para salvarla. Por toda la humanidad y por cada uno de los seres humanos que la formamos. Y en el cielo tocan campanas cada vez que uno se deja encontrar. Es la alegría de Dios, la alegría de la salvación. Dejemos que suenen esas campanas en nosotros hoy. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.