SAN ANDRÉS APÓSTOL

Hace unas semanas hacíamos en la Parroquia estudio de evangelio con este texto. Y a mí me llamaba la atención que después de los cuarenta días de desierto Jesús había comenzado a predicar. Y después llamó a los primeros entre los que estaba Andrés. Y vi que Jesús no quería estar solo. No quería hacer su misión en solitario sino acompañado, con un pequeño grupo. En su humanidad necesitaba como todos de compañeros de camino. Porque “no es bueno que el hombre esté solo”. Estoy empezando un programa de liderazgo pastoral y una de las claves es no ir en solitario. Yo me siento acompañado. Gracias a todos los que me acompañáis. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.