SEMANA TRIGÉSIMA TO LUNES

Estamos y en la parte de exhortación de la  carta a los Efesios. Y sorprende que Pablo no se limite a dar normas morales como recetas sino que fundamenta esas indicaciones nada más y nada menos que en imitar a Dios. Y concretamente el amor de Jesús que se entregó por nosotros. El sábado escuchaba una charla sobre el “transhumanismo” que postula que los robots serán él culmen de la evolución humana. No se han enterado estos que el culmen vino con Cristo que nos hace capaces de “ser como Dios”. Lo que el ser humano ha codiciado desde el origen es posible por pies gracia. Me repito con asombro: “puedo ser imitador De Dios que es Misericordia”. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.