SOLEMNIDAD DE LA NATIVIDAD DE SAN JUAN BAUTISTA

Este año la solemnidad del nacimiento de San Juan Bautista cae en domingo y la vamos a celebrar muchos más. Las lecturas de hoy saben a vocación. Este niño nació con una misión. Ya en el vientre materno saltó de alegría al tener cerca al Salvador. Juan haría suyas las palabras de Isaías que se sentía llamado también desde el vientre materno. Desde que comenzó nuestra existencia somos llamados a la vida. No estamos aquí por casualidad, por azar, sino por la voluntad amorosa de alguien que ha querido que existiéramos.

¿Venimos con una misión? Sí, cada uno de nosotros tenemos una vocación, la más importante que es la de ser hijos e hijas de Dios. Él nos eligió para que fuésemos sus hijos y santo en el amor. Esa es nuestra llamada, la más importante la principal. La que más empeño y energía nos tiene que emplear: vivir la vida en relación de hijos con nuestro Padre Dios. Para eso vino Jesús, para hacer del mundo una familia de hijos e hijas de Dios.

¿Y algo más? Después vienen las llamadas específicas, las vocaciones a los estados de vida en primer lugar: matrimonio, sacerdocio y vida consagrada. La mayoría de los bautizados sois laicos. Y vuestra vocación es la de ser cristianos en el mundo, viviendo al estilo de la fe. Luego la Iglesia necesita que los laicos asuman servicios a la comunidad para que ésta pueda funcionar. Ahí cada uno y cada una tiene que plantearse ¿a qué estoy llamado a servir en la comunidad? ¿qué carisma me da el Señor para construir la Iglesia? Estamos a final de curso, tiempo de balance y de ir pensando el que viene qué respuesta voy a dar a las llamadas de Dios. Feliz domingo y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.