SEMANA QUINTA PASCUA MIÉRCOLES

Mañana celebraremos a dos apóstoles y no leeremos los versículos 7 a 21 de Hechos donde se nos cuenta la discusión que tuvo lugar en Jerusalén, el llamado Concilio de Jerusalén, donde se tomó una decisión transcendental. Los discípulos estaban divididos en dos opiniones referentes a qué se debía exigir a los bautizados provenientes del paganismo. ¿Se tenían que circuncidar o no? Pedro y Pablo abanderan la posición que no veía problema alguno de abrirse a los paganos, tenía una visión diferente a los que se consideraban aún bajo la ley de la Antigua Alianza. La Nueva Alianza se basa en Jesús, no en los preceptos de la ley, y en la relación vital con Él como aparece en el Evangelio. Lo que salva al hombre es aceptar a Jesús como salvador y reconocer que en Él está la vida plena. No me salvo yo siendo bueno sino permaneciendo unido a Jesús. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas poncha aquí.