SEMANA SEGUNDA PASCUA VIERNES

Hoy me fijo en la soledad de Jesús. Termina el evangelio con su soledad ante un intento de sublevación poniéndolo al frente como rey. El no quería para nada provocar esa reacción. No entendieron lo que quería mostrarles con su signo. Ayer veíamos la necesidad de cuernos del que nos guía. Hoy lo vemos desde la perspectiva del liderazgo, la soledad cuando no se comprende o acepta su camino. Todos los grandes Santos han pasado por ahí y todas los proyectos cristianos se han purificado en las crisis. Si nos contara el Papa Francisco de su soledad… ponemos las luchas de nuestros Pastores en las manos del Señor y nos unimos a su soledad desde las nuestras. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.