SEMANA SEGUNDA PASCUA JUEVES

En la vida de fe hay algo que tiene que hacer cada uno y nadie puede hacer por él. Se trata de fiarse de Jesús, de confiar en él. No puedo dejarme guiar por alguien si no me fío de que quiere mi bien, de que me ama. No hay liderazgo sin confianza. Jesús plantea a Nicodemo que tiene que fiarse de que el Padre le ama y lo ha puesto todo en su mano y que la adhesión al Padre pasa ahora por la aceptación del Hijo que da el Espíritu sin medida porque ama sin medida.  Jesús es mediador entre el Padre y nosotros. Todos tenemos mediaciones y en la vida de fe también. No hay hilo directo con Dios. Todo pasa por otros. ¿Cómo vivo la confianza en los que Dios  ha puesto para guiarme? Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.