SEMANA VIGÉSIMO SÉPTIMA TO MIÉRCOLES

Que curiosa la reacción de Jonás, se lamenta de que Nínive se haya convertido y no se cumplan las amenazas que había anunciado “ya lo sabía yo…” y le plantea al Señor su queja en la oración. ¿Cuántas veces le hemos presentado nosotros al Señor quejas en la oración? ¿Cuántas veces le hemos pedido explicaciones? ¿Cuántas veces le hemos reprochado sus planes y hasta su misericordia y compasión? Con el Salmo hemos dicho Señor escucha mi oración porque tú escuchas a los que te invocan, pero nos sabemos orar como conviene. Por eso hoy con humildad le decimos a Jesús: “Señor enséñanos a orar”. Feliz día y bendiciones Para ver las lecturas pincha aquí..