EXALTACIÓN DE LA SANTA CRUZ

Al escuchar el Evangelio de esta fiesta me he quedado en la última frase. Cuando nos ponemos en la onda de la Misericordia se nos levantan las antenas ante cualquier estímulo que nos haga «conectar». Para salvar y no para condenar. En la cruz contemplamos la justicia de Dios que va más allá de la justicia humana. En ella contemplamos la misericordia de Dios porque ninguno de nosotros merecemos que el Hijo de Dios dé su vida por nosotros, que sea condenado el inocente en lugar de nosotros los culpables. Gloria y honor a Cristo crucificado. Feliz día y bendiciones. Para ver las lecturas pincha aquí.